Nostalgia

Añoro la nostalgia, no le tengo miedo. Prefiero estar abandonado junto a una sola memoria a la cual aferrarme, a estar perdido en mi soledad sin haber conocido un mundo que alguna vez fue mejor. Todavía puedo imaginar el viento en mi cara y el olor del mar. Su voz aún resuena en los pasillos de mi memoria y su sonrisa sigue nítida entre tanto recuerdo reducido a una mancha desdibujada y sentimientos agotados.

Y aunque sean memorias de tiempos irrecuperables, oportunidades perdidas o engaños de la mente descubiertos, el mero recuerdo de dicha ilusión demuestra que existe dentro de mí la capacidad de ser feliz; así puedo intentar buscar dicha felicidad nuevamente. Puedo crear recuerdos nuevos, puedo alimentarme de ilusiones desconocidas. Puedo aventurarme y soñar, y el sueño mismo será mi guía.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s