Oculta ansiedad

Maldita ansiedad. No me puedes mirar a la cara y decir lo que tanto deseas? No. Tu juego es otro. Tu juego es el de las dudas, tu juego es el de la confusión para lograr esconderte tras una capa de espejos. Desde lejos observas como minas los cimientos de mi confianza interna, atacando con mis propias inquietudes y temores. Y cuando te busco se vuelve incómodo. Pues al seguirte sólo me veo a mi mismo. Mi reflejo espera en la búsqueda, una y otra y otra vez. Es esa soledad e ilusión de estar atacándome a mi mismo lo que amenaza con derrumbar todo lo que queda de mi ser. Pero no eres más que una ilusión, y como tal he de tratarte. Tan enigmática y cobarde sólo para ocultar el hecho que existes a medida que encuentres un espacio para atacar. Tu máscara pertenece en un rincón de mi mente y ahí quedarás hasta que mi cansancio e incertidumbre te vuelvan realidad una vez más.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s