Ausencia momentánea

Un día cualquiera, un día sin ningún particular.
Una situación amistosa que duró mucho tiempo.

Cual tortuga sin caparazón, empecé a extrañar mi coraza.
Una nostalgia inmediata invadió mi ser y el sentimiento de escapar se hizo ineludible.

He de correr, he de salir de aquí.
No quiero a la gente,
no quiero que nadie me vea.

Necesito escapar de la multitud.
Necesito aislarme en mi soledad.
Necesito contener a mi ser en su refugio,
hasta encontrar mi tranquilidad tan anhelada.
Necesito que me entiendan,
o al menos que en paz que me permitan estar.

Ya saldré de mi escondite,
ya emergeré de mi cáscara,
ya volveré a la sociedad.

Simplemente deseo descansar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s